Estados Unidos: tasas de interés seguirán aumentando

Bajo desempleo y reactivación del consumo son las principales causas

Estados Unidos: tasas de interés seguirán aumentando

La Reserva Federal de Estados Unidos decidió subir su tasa de interés del 1% a 1.25% en junio de 2017, siendo el tercer incremento consecutivo. Se anticipa que 2017 pueda terminar con tasas de 1.5%, que lleguen a 2% para 2018 y a 3% en 2019, estiman analistas.

Janet Yellen, Directora General de la Reserva Federal anunció que hay progreso en la economía de Estados Unidos y que se busca recorrer la senda que lleve al mínimo desempleo con los mejores precios al consumidor. Añadió que a medida que la economía del país norteamericano se recupere, la tasa de referencia seguirá aumentando.

Actualmente, el desempleo en Estados Unidos es de 4.4%, la menor cifra de los últimos 16 años. A su vez, el 30 stock index del Dow Jones pasó los 21,891.12, un máximo histórico. Estas son señales de recuperación ante la crisis de 2008.

Durante la debacle financiera de 2008, la Reserva Federal ejecutó un plan masivo de compra de bonos para evitar que la tasa de interés bajase y se diera consumo para reactivar la economía. Luego de las tres rondas de gasto o “quantitative easing”, la Reserva Federal tenía 4.5 trillones de dólares en bonos estatales y 1.8 trillones en bonos hipotecarios.

Dado que la tasa de interés estadounidense se mantuvo cerca de 0 desde 2010, fue barato para los actores del mercado local pedir créditos y reiniciar ciclos productivos con resultados favorables a nivel macroeconómico. Sin embargo, una economía basada en consumo apalancado con deuda no es sostenible y desincentivar la toma de crédito también es buena noticia para quienes invierten en bonos estatales, pues sus rendimientos serán mayores.

La Reserva Federal planea vender los 6.3 trillones de dólares en activos que compró durante la crisis económica con una renovada tasa de interés; una salida al mercado que hará a los dólares más escasos y caros, pero que integrará más eficientemente al mundo pues mayor volumen de deuda nacional estadounidense llegará a más inversionistas.

América Latina no se beneficia por el aumento en las tasas de interés. Dado que todos los Bancos Centrales del mundo piden dólares a la Reserva Federal, un aumento en la tasa de interés del banco estadounidense implica que se debe gastar más moneda local para comprar dólares. Así, cada Banco Central deberá subir sus tasas a los bancos descentralizados quienes probablemente aumentarán el costo de la deuda a los clientes corrientes latinoamericanos.

Se evidencia el impacto de las políticas del presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien tiene como mayor prioridad económica dar solidez al mercado estadounidense sobre cualquier otro; una medida que se consolida al seguir fortaleciendo al dólar.

Por el otro lado, el panorama económico de Estados Unidos parece favorable a los inversionistas del mundo dado que las tasas de retorno aumentarán progresivamente; abriendo las puertas a comprar activos baratos y luego venderlos con un mayor valor. La compra de bonos del tesoro estadounidense es una inversión segura pues estos bonos tienen un riesgo de 0%, es imposible que la Reserva Federal no pueda pagar su deuda.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…