Invierta bien para el 2018

Tenga en cuenta estos consejos para tener, en términos financieros, un buen año

Diciembre es un mes tradicionalmente de celebración y ese tipo de actividades conllevan gastos adicionales en los presupuestos personales y familiares. La comida extra, los trajes nuevos para fechas especiales, los regalos (voluntarios y obligados) y por supuesto los paseos de vacaciones. A pesar de percibir ingresos extras como bonos, primas navideñas y rentabilidades accionarias, también es un mes de planificación, pues nadie quiere, después de la celebración final del 2017, recibir el 2018 con la resaca económica de verse en medio de un mes en el que la economía es más lenta, con un bajo presupuesto de inversión y gastos adicionales como matrículas, útiles escolares, uniformes, arriendos, nóminas, etc.

Para Mauricio González, asesor financiero de varios inversionistas y empresas privadas, “lo primero, antes de dar una recomendación de ahorro de inversión es evaluar el perfil de riesgo de la persona, es decir, ¿cuál es el nivel de exposición que está dispuesto a asumir y cuáles son los recursos que tiene para invertir?”

“Hay tres niveles de perfil de riesgo, conservador, moderado y de alto riesgo, entre más bajo sea el riesgo, menor será la rentabilidad, por tanto el moderado es el que está dispuesto a asumir cierto riesgo manteniendo el nivel de seguridad de su inversión”, agrega el analista. Sin embargo, advierte que “quien esté dispuesto a invertir con un mayor nivel de riesgo para que la rentabilidad de su inversión sea mayor, debe hacerlo con los excedentes de recursos, es decir, aquellos que no estén destinados a satisfacer las necesidades básicas y sus costos fijos, como el dinero destinado a la alimentación o el pago del arriendo, en algunos casos”.

En la actualidad, inversiones conservadoras se centran principalmente en los CDT y en Fondos de Inversión Colectiva a la Vista que en Latinoamérica ofrecen un rendimiento que oscila entre el cinco y el ocho por ciento, dependiendo el país, el monto de la inversión y la entidad receptora de este tipo de recursos destinados a las inversiones. La diferencia entre la rentabilidad que ofrece una entidad y otra radica básicamente en la solidez de cada una de ellas: mientras las entidades más sólidas ofrecen menor rendimiento al saberse más atractivas para los inversionistas, los bancos de menor tamaño ofrecen mayor rentabilidad con el propósito de atraer capitales.

En el caso del nivel de riesgo moderado, una de las inversiones en donde los interesados en hacer rendir el dinero podrían ubicar sus recursos para proteger su capital, es en finca raíz: “en las principales ciudades hay una saturación de viviendas de estratos medio alto y alto, por tanto, no recomendaría una inversión en este sector, al haber mucha oferta con los precios tan altos, no veo mucho espacio para valorización”, asegura González. Sin embargo, añade con respecto a este tema que “esto sucede en estratos medio alto y alto, pero en estrato medio bajo en ciudades intermedias todavía queda un pequeño espacio en el que podría ser una buena inversión pensar en finca raíz”. En este caso, la inversión moderada en finca raíz depende del tiempo de inversión, al ser una inversión de mediano plazo, el mínimo lapso para generar una rentabilidad considerable como consecuencia de una valorización, no sería inferior a los cinco años.

González advirtió que “no recomiendo ninguna inversión de alto riesgo, pero entre ellas, la rentabilidad es inmensa, el ejemplo más reconocido en estos días es el BitCoin, una inversión especulativa a la que yo no le apostaría más que el capital que esté dispuesto a perder y que, por supuesto, no necesite, de tal manera que no vaya a afectar mis finanzas”.

Pero sin duda alguna, para Mauricio González, como analista financiero, “este es el momento de aguantar un poco con el capital que se tenga a la mano destinado a la inversión, predecir el momento exacto de hacer una inversión en finca raíz es muy complicado, pero existen algunos estudios que indican que el año 2018 podría ser eventualmente un año en el que bajen los precios de algunos inmuebles para oficinas y viviendas de estrato medio y en el momento en el que esto suceda, podría ser un momento en el que quienes cuenten con el capital para inversión, podrían generar rentabilidades interesantes”.

También se refiere a lo “atractivo” que podría volverse el mercado estadounidense, “al subir las tasas de interés y al haber sido aprobada la reforma tributaria en la que reducen los impuestos a las empresas al 25%, el mercado americano se vuelve muy interesante para interesante para un inversionista que tenga la capacidad de tener movilidad de recursos” y explica que “quienes tengan la posibilidad de elegir el lugar de su inversión, si es Perú, Colombia, Brasil o Estados Unidos, van a tener que tomar decisiones importantes, pero más aún, creo que genera una presión alcista sobre el dólar en toda la región de Latinoamérica”.

“Un latinoamericano con capacidad de movilidad, pensaría en invertir en Estados Unidos, porque ese país está en una curva creciente que podría ser aprovechada de manera oportuna con una buena rentabilidad”, es el concepto de este analista que habló con Latin American Post.

Sin duda alguna la inversión de los recursos para el año que está por comenzar deben ser una decisión evaluada y sopesada en muchas variables, el monto a invertir, la expectativa en el tiempo de retorno de la inversión y el tipo de riesgo que está dispuesto a asumir, pero sobre todo, una decisión cautelosa y bien estructurada.

 

Latin American Post | Alberto Castaño Camacho

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…