¿Quién más está en riesgo de default?

Con la declaración de default de Venezuela, los inversionistas comienzan a mirar a otros países que están en riesgo

¿Quién más está en riesgo de default?

Después de que Venezuela fuera declarada en default por las compañías de calificación crediticia, los administradores de dinero de los mercados emergentes están tratando de identificar otros países que pueden enfrentar problemas financieros o incluso declararse en mora. Ninguno de ellos está en una situación parecida a la de la nación de Nicolás Maduro, donde la combinación de bajos precios del petróleo, mala administración económica y sanciones estadounidenses hizo lo impensable solo en un par de meses.

Los inversionistas buscan riesgo de crédito, desde el Líbano, donde la renuncia del primer ministro Saad Hariri ha llevado a la nación a una posible guerra indirecta entre Arabia e Irán, a Ecuador donde el presidente Lenin Moreno continúa expandiendo la carga de la deuda en un país con historial de morosidad en los pagos.

Vale la pena señalar que, de las naciones más riesgosas, cuatro (Líbano, Egipto, Pakistán y Bahréin) no han registrado un evento de este índole desde su independencia. La prima de riesgo en los bonos soberanos de mercados emergentes ha caído siete puntos básicos en la última semana a 295 puntos sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos, según el índice de JPMorgan Chase & Co.

Estas son las siete naciones más riesgosas económicamente, según los inversionistas:

Líbano

El Líbano, uno de los países más endeudados del mundo, podría alcanzar un índice de deuda sobre su producto interno bruto del 152% este año, según el Fondo Monetario Internacional. Eso viene en un momento en que la tensión política está aumentando. La renuncia del primer ministro, anunciada desde Riad, Arabia Saudita, provocó el retiro de $800 millones de dólares, ya que los inversionistas especularon que la nación estaría en la mira de una disputa regional entre los saudíes y los iraníes.

Ecuador

Después de una ola de préstamos, las obligaciones de la deuda externa de la nación sudamericana en los próximos 12 meses se dispararon a un máximo de nueve años en relación con el tamaño de su PIB. El  país latinoamericano, probablemente, tiene el mayor riesgo de incumplimiento después de Venezuela, según Robert Koenigsberger, director de inversiones de Gramercy Funds Management. El país será vulnerable "cuando el entorno de liquidez cambie y ya no puedan ir al mercado para obtener $ 2.5 mil millones para tapar el hoyo de la deuda", afirmó Koenigsberger.

Ucrania

Mientras que los swaps de incumplimiento crediticio de la nación de Europa del Este han disminuido desde 2015, la lucha económica persistente está dando razones a los traders para que sean cautelosos. La expansión del PIB se ha desacelerado durante tres trimestres consecutivos y el Banco Mundial advierte que la economía corre el riesgo de caer en una trampa de bajo crecimiento.

Egipto

Los swaps de incumplimiento crediticio de Egipto están cerca del nivel más alto desde septiembre. El costo de la protección aumentó en junio a medida que las tensiones regionales se calentaron en medio de la crisis donde los saudíes querían aislar a Qatar. Mientras que Egipto ha sido capaz de incrementar las reservas en moneda extranjera y está a punto de reembolsar $ 14 mil millones en capital e intereses en 2018, su deuda externa ha aumentado a $ 79 mil millones de $ 55.8 mil millones de dólares.

Pakistán

Los swaps de incumplimiento crediticio de Pakistán aumentaron a fines de octubre y permanecen cerca de su nivel más alto. La segunda economía más grande del sur de Asia enfrenta desafíos en su lucha contra la disminución de las reservas de divisas extranjeras, el aumento de los pagos de la deuda y el abultado déficit de la cuenta corriente.

Bahréin

Los riesgos de Bahréin aumentaron dramáticamente a finales de octubre a su nivel más alto desde enero después de que se dijo que había pedido ayuda a los aliados del Golfo. La nación busca reponer las reservas internacionales y evitar una devaluación de su moneda a medida que los precios del petróleo superan a los seis productores petroleros del Consejo de Cooperación del Golfo.

Turquía

A pesar de los altos rendimientos que ofrece, los inversionistas siguen siendo reacios a comprar bonos turcos. El país se ha visto envuelto en una crisis política, lo que impulsó los márgenes de los swaps de incumplimiento crediticio a su nivel más alto desde mayo.

De estos siete países, solo Ecuador tiene un riesgo muy alto. Sin embargo, para los inversionistas, las otras seis naciones deben permanecer bajo vigilancia, o pueden crear una crisis en muy poco tiempo. Venezuela tenía muchos factores en su contra, pero su gobierno nunca hizo algo para enfrentar el default. Para los inversores, si los gobiernos centrales no hacen nada, no importa qué tan bajo sea el riesgo, la posibilidad de default es latente.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…