La ineludible relación de las ICO’s con el marxismo

El mercado de criptomonedas aparenta ser un concurso de popularidad

La ineludible relación de las ICO’s con el marxismo

2017 es el año de la Bitcoin. La criptomoneda cuyo creador permanece anónimo ha despertado una nueva ola de millonarios. Una Bitcoin solía costar menos de 50 centavos de dólar en 2011 mientras que su valor de hoy está por encima de los 6,000 dólares. A pesar de los mejores esfuerzos del gobierno de China y de autoridades estadounidenses, el mercado de monedas digitales se mantiene fuerte.

Aquellos con las mayores fortunas obtenidas gracias a la Bitcoin enfrentan el reto de mantener el valor de sus riquezas. Llevar las ganancias al mercado regulado tendría costos significativos en impuestos sin mencionar las connotaciones legales.

La economía del comportamiento explica que la conducta grupal afecta al razonamiento individual. En vista que se vive un auge de las criptomonedas, grandes cantidades de potenciales inversionistas buscan ser parte de las ganancias. Como el costo de una Bitcoin excede la relación riesgo y disponibilidad a pagar de un ciudadano del común, nuevas monedas se están lanzando con el fin de suplir la demanda.

Una ICO significa una Initial Coin Offering, el equivalente virtual de una IPO o Initial Public Offering. Ambos sistemas fueron creados para acercar nuevos conceptos ya sea al mercado virtual de monedas o al físico en la bolsa de valores. La mayoría de ICO’s provienen de millonarios que entendieron el sistema blockchain y han producido una plataforma paralela a Bitcoin con la esperanza de alcanzar al menos parte de su audiencia

Bitcoin ha realizado dos forks, lo mismo que una ICO. Bitcoin Cash fue la fallida primer iteración de la compañía mientras que el segundo intento, Bitcoin Gold fue exitoso. Sin embargo, Bitcoin Gold tiene casi la mitad del valor de mercado de Etherum, la ICO diferente a Bitcoin más popular hasta el momento.

Las ICO son especiales ya que representan una plataforma pública para el disfrute de todos. La competencia entre ICO’s radica en el servicio que estas provean, en la calidad de su código y en la capacidad del emprendimiento por solucionar una problemática vigente. Al final, la Bitcoin solo es famosa por ser la primera criptomoneda popular, sin otro valor agregado. El mercado de criptomonedas es un concurso de popularidad

Querámoslo o no, la nueva era del internet compartido responde a principios netamente marxistas. Según el pensador alemán, un esquema social válido es uno donde cada ciudadano tiene acceso a bienes de provisión y su labor productiva genera bienestar social; conceptos hoy en día considerados bajo la premisa del Salario Básico Universal.

Electroneum es la primera ICO dirigida al ciudadano del común; su propuesta de mercado es simplificar el proceso de uso de las criptomonedas al crear una aplicación de celular que permita hacer transacciones y minar automáticamente. Tal como lo quisiera Marx, el sistema permite a cada usuario generar intercambios que valoran el capital de todos. Un sistema de cooperación que el capitalismo moderno ha hecho olvidar a causa de la gran desigualdad social que se vive hoy.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…