Indígenas latinoamericanos: un pueblo con resistencia histórica

Una lucha por el reconocimiento y la defensa de sus derechos

Indígenas latinoamericanos: un pueblo con resistencia histórica

Los pobladores originarios de América latina y sus descendientes han tenido que soportar todo tipo de desprecios y rechazos. Desde 1942, año en el que se dio la colonización española de América, la población indígena ha sufrido los flagelos de la esclavitud, la persecución, la marginalidad y la exterminación. 

Los nativos fueron catalogados por muchos años como la clase inocente, abyecta y miserable. Víctimas del surgimiento de teorías racistas que  los clasificaban  como un problema al que había que darle una solución definitiva. Fueron blanco de todo tipo de artimañas con el fin de destruirlos, como el reemplazo arbitrario de sus sistemas locales de gobierno, por administraciones sujetas a la corona de castilla. Pero, a pesar de ser ultrajados y vulnerados, resistieron, permanecieron unidos y en vez de irse reduciendo poco a poco con los atropellos de quienes se creían la “raza superior”, siguieron creciendo y empezaron a tomar conciencia de su situación. A finales del siglo XX, alzaron la voz de protesta, exigiendo el reconocimiento de sus derechos y participando en movimiento revolucionarios.

Lea También: Las Olimpiadas de Pueblos Indígenas: los deportes que nos unen

Hacia el siglo XXI, en gran parte de los países latinoamericanos, surgieron grupos indígenas radicales quienes clamaban por los derechos ancestrales sobre los territorios conquistados. Los líderes indígenas quienes militaban estos movimientos revolucionarios tenían un común denominador en esta lucha que apenas se iniciaba, la reivindicación cultural y su lema “como indios nos conquistaron, como indios nos liberamos”. La preocupación de la hegemonía fue creciendo, pues quienes, hasta siglos anteriores, eran considerados la “raza inferior”, ahora pasaban a representar un peligro para la seguridad hemisférica y la estrategia hegemónica de países opresores.

Lea También: La minería amenaza a los indígenas shuar en Ecuador  

Además de su eterna lucha por la conservación de los valores tradicionales, la preservación de la cultura y la defensa de su idiosincrasia, exigían el derecho a la representación política, una idea descabellada para el sistema, pero que representaría una luz de esperanza para los colectivos indígenas; un nuevo horizonte para el cambio social y político que beneficiaría a otros movimientos sociales y colectivos igualmente marginados.

Algunos de los líderes indígenas que, a través de su lucha, le han apostado a la unión, al esfuerzo y la supervivencia en Latinoamérica. Estos son:

-Por Guatemala, Rigoberta Menchú: Reconocida como símbolo de Paz y reconciliación. Fue merecedora del premio Nobel de Paz en 1992 por su defensa a los derechos de los indígenas. Principal activista del comité campesino unido. Fue un pilar importante en la organización del colectivo “cristianos revolucionarios”. 

-Por Venezuela, Nicia Maldonado: Militante de los movimientos impulsados por el fallecido presidente Hugo Chavez, de origen wuayúú. Con ayuda de otros líderes indígenas impulsó el establecimiento de una organización pro-indígena internacional de la cuenca amazónica.

-Por Ecuador, Luis Macas: Participó como líder en el histórico levantamiento indígena de 1990. Sus rebeliones derrocaron los gobiernos de Lucio Gutiérrez y Jamil Mahuad. Fue el responsable de la desestabilización del tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Lea También: ¿Qué tipo de vida tienen los indígenas mapuches?

-Por Colombia, Floro Tunubalá: Después del desarme de 1990 de la guerrilla indígena caucana” Quintín Lame”, fue el propulsor de la nueva generación de líderes indígenas. Veló por la protección de los derechos indígenas en la constitución de 1991. Su lucha ha sido a través de la democracia.  

-Perú, Ollanta Humala: En el año 2000, fue el encargado de movilizar militares activos y retirados para exigir la renuncia del presidente Fujimori. Gracias a su revolución ha sido líder de la oposición en este país.

-México, Subcomandante Marcos: Líder del ejército Zapatista de Liberación Nacional. Marcos aprovechó todos los posibles escenarios para difundir mensajes en los que defendía la dignidad de los pueblos aborígenes. Gracias a todos sus esfuerzos, las comunidades marginadas de México volvieron a ser tenidas en cuenta. 

-Bolivia, Evo Morales: Lideró el “movimiento cocalero” contra las amenazas gubernamentales de erradicar a la fuerza los cultivos en su región. Fue sindicalista. Es el primer presidente indígena en la historia, producto de jornadas históricas de lucha. 

Lea También: Indígenas paraguayos en busca de la representación política

Actualmente, en América Latina los líderes indígenas han ganado mayor importancia en países como Ecuador, Perú, Guatemala y en Chiapas en el sur de México; son los actores más dinámicos del panorama político. Ya no pueden ser callados ni excluidos de los diálogos sobre el futuro de las naciones, como los hicieron durante siglos. 

 

Latin American Post | Saidy PG

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…