Venezuela: nuevas revelaciones sobre los más grandes petroglifos

Grabados rupestre de los más grandes registrados en cualquier parte del mundo ubicados en Raudales de Atures, en el occidente de Venezuela, han sido mapeados con detalles sin precedentes por investigadores del University College of London (UCL, por sus siglas en inglés) de acuerdo con una investigación publicada en la revista Antiquity.

Los petroglifos incluyen representaciones de animales, humanos y rituales culturales de hasta 2.000 años de antigüedad. El grabado más grande corresponde a una serpiente cornuda de más de 30 metros de longitud acompañado por un panel de 300 metros cuadrados que contiene al menos 93 grabados individuales representativos de la vida en el lugar.

En la zona se registraron ocho grupos de arte rupestre grabado en cinco islas dentro del área de Raudales de Atures. Se utilizó la tecnología de drones para fotografiar los grabados, algunos de los cuales se encuentran en áreas muy inaccesibles. Históricamente, los bajos niveles de agua en el río Orinoco en el momento en que se llevó a cabo la investigación también revelaron más grabados ya que casi todos los grabados están cubiertos por agua y expuestos en diversos grados por los niveles de agua que suben y bajan estacionalmente en el Orinoco.

El autor del artículo, el Dr. Philip Riris del Instituto de Arqueología del UCL señala que la zona es de una convergencia étnica, lingüística y cultural: “Los motivos documentados aquí muestran similitudes con muchos otros sitios de arte rupestre en la localidad, así como en Brasil, Colombia y otros lugares más lejanos. Este es uno de los primeros estudios en profundidad que muestran el alcance y la profundidad de las conexiones culturales con otras áreas del norte de América del Sur en tiempos precolombinos y coloniales ".

"Si bien el arte rupestre pintado se asocia principalmente con sitios funerarios remotos, estos grabados están incrustados en el día a día: cómo vivían y viajaban la gente en la región, la importancia de los recursos acuáticos y la subida y caída rítmica estacional del agua".

Los grabados rupestres del Río Orinoco Medio se han estudiado antes, pero nunca en este nivel de detalle. Por lo tanto, la investigación ofrece la oportunidad de nuevos conocimientos sobre el contexto arqueológico y etnográfico de los grabados.

En un panel examinado, un motivo de un flautista rodeado de otras figuras humanas probablemente representa parte de un rito indígena de renovación. Es probable que las actuaciones coincidieran con la emergencia estacional de los grabados del río justo antes del inicio de la estación húmeda, cuando las islas son más accesibles y la cosecha se llevaría a cabo.

El investigador principal, Dr. José Oliver, dijo: "La evidencia arqueológica disponible sugiere que los comerciantes de diversas regiones distantes interactuaron en esta área el curso de dos milenios antes de la colonización europea. El objetivo del proyecto es comprender mejor estas interacciones […] la formación de las redes sociales preconquista en todo el norte de América del Sur".

Diana Ramos.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…