James: un baluarte en la segunda era de Heynckes

El jugador colombiano se destaca por su participación en el Bayern Múnich

James: un baluarte en la segunda era de Heynckes

Cuando la pelota rueda, los factores que influyen en el fútbol son extensos. Por ejemplo, la relación existente entre el vestuario y el jugador involucra grandes procesos como la confianza depositada en sus jugadores por parte del equipo técnico.

Esto último es lo que tanta falta le hizo a James Rodriguez, actual goleador de la copa del mundo, en estos últimos años en el Real Madrid. A pesar de tener números y partidos inolvidables, el técnico francés Zinedine Zidane nunca le brindó la confianza suficiente.

El Bayern Múnich, de la mano Carlo Ancelotti, hizo un llamado por retornarle la confianza al colombiano. James Rodríguez regresó al lado del técnico que explotó sus mejores habilidades en su paso por el equipo merengue. Ancelotti además le brindó la confianza necesaria al centrocampista al llegar a un club de tanto peso.

Actualmente, James Rodríguez se ha transfigurado en un baluarte en el esquema táctico de Jupp Heynckes. La osadía a la hora de hacer pases quirúrgicos, centros a la cabeza con precisión milimétrica y su rebeldía de cara al gol, no han sido lo más sobresaliente de James en esta etapa. Sorpresivamente, el futbolista ha tenido que acoplarse gradualmente a ser el equilibro del equipo y el centro de referencia entre la zona defensiva y ofensiva: un volante cinco.

Colombia a lo largo de su historia no ha contado con un volante cinco de categoría mundial. Los nombres más sobresalientes que ha tenido el fútbol colombiano incluyen a grandes jugadores como Higuita, Córdoba, Valderrama, Falcao, Asprilla, Córdoba, Tren valencia, entre otros. El más destacado, en cuanto a volantes se refiere, ha sido Abel Aguilar, un jugador con llegada, con gol, y con un alto sacrificio cuando de quitar la pelota se trata. Sin embargo, a pesar de las grandes cualidades de Aguilar no estamos refiriéndonos a un jugador de categoría mundial.

José Néstor Pekerman ve en esta posición una deficiencia por dos razones. Por un lado, Abel está en la etapa final de su carrera y, por otro lado, por ahora el único que tiene condiciones similares es Mateus Uribe.  James Rodríguez ha tomado ese rol fundamental en el Bayern y lo ha hecho de gran forma. El jugador ha optado por ser un sacrificado. Probablemente, esto amortiguará sus números en cuanto a goles y asistencias, ya que ocasionalmente pasarán a un segundo plano. Eventualmente, James tendrá un crecimiento defensivo que lo convertirán en ficha clave pues podrá jugar en cualquier posición. James Rodríguez es un jugador de cara al gol muy efectivo, por lo cual Heynckes tendrá en él un trotamundos con brillantes habilidades y condiciones técnicas exquisitas que lo hacen estar en la actual élite del fútbol moderno.

LatinAmerican Post | Helber Fernando Rojas

Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…