Estados Unidos sin su mayor alianza económica

La eventual salida de EEUU de TLCAN daría un duro golpe a la economía de la región

Estados Unidos sin su mayor alianza económica

Con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1993, con su posterior entrada en vigor el 1 de enero de 1994. México, Estados Unidos y Canadá conformaron la mayor zona económica de libre comercio del mundo. Esta alianza económica, en su momento, significaría el destino, en 2016 y de acuerdo con el Observatorio de Complejidad Económica del MIT, del 19 y 16 por ciento de las exportaciones de Estados Unidos a Canadá y México, respectivamente, conformando las dos principales economías de exportación de dicho país.

Pendientes a la amenaza de un posible abandono de Estados Unidos del TLCAN, hay una gran cantidad de escenarios planteados por expertos en la materia, acerca de cuáles serían los estados de Estados Unidos más afectados si la salida ocurre. Un estudio de la calificadora Fitch Ratings expone los estados más afectados ante dicho escenario:

El estado más afectado sería Michigan, debido a su gran industria automotriz y sus relaciones comerciales con México. Este estado dirigió el 65 por ciento de sus exportaciones conjuntamente a México y Canadá, representando el 7.4 por ciento de su PIB en 2016. En segundo lugar, estaría Dakota del Norte, el cual en 2016 envió el 82 por ciento de sus exportaciones a Canadá. Seguidos por Nuevo México, con el 43 por ciento de sus exportaciones hacia México en 2016.

Maine, Montana, Michigan, Vermont, Ohio, Missouri, Dakota del Sur e Indiana son los estados que cuentan con mayor dependencia de Canadá y sus industrias se desarrollan en productos agrícolas, energéticos, maquinaria y partes de autos.

Cabe resaltar, que México recibió el 40 por ciento de las exportaciones de Texas en 2016, por lo que, aunque este estado no está presente dentro de los primeros tres afectados ante una eventual salida de Estados Unidos del TLCAN, sin duda si sería un estado afectado profundamente debido a su cercanía con México y su importante relación comercial con el mismo.

Estados Unidos perdería en una importante cantidad de sectores comerciales debido a las nuevas reglas de comercio (las cuales serían las mismas que presenta la Organización Mundial del Comercio), pues ante lo que parece una salida inminente, las transacciones comerciales dejarían de ser "libres" y "sin impuestos". Es así como el comercio trilateral empezaría a rezagarse debido a los nuevos impuestos antes ausentes.

**El impuesto del 35 por ciento a los productos automotrices provenientes de México propuesto por Trump sería contraria a las disposiciones de la OMC**

Aún y si Estados Unidos sale del TLCAN y se trata de imponer el impuesto a los productos automotrices, este estaría en contravía con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Dicha organización, que actualmente tiene la mayor relevancia como árbitro en las relaciones comerciales de sus 164 miembros desde 2016, impone que no se le puede imponer un impuesto más alto del 2.5 por ciento a los autos ligeros y 25 por ciento a las pick ups. Debido a que Estados Unidos y México forman parte de la OMC, estos tienen que regir sus políticas comerciales siguiendo lo impuesto por dicha organización.

¿Qué lo que Estados Unidos puede perder ante esta situación?

Si Estados Unidos decide imponer este impuesto, México iniciaría el proceso de consultas ante la OMC para regularizar la situación comercial. Cuando la OMC comunique la resolución positiva para México de acuerdo con las pruebas presentadas de ilegalidad en la imposición del impuesto mencionado, Estados Unidos estaría forzado a pagar los ingresos que México dejó de obtener debido a la reducción en exportaciones, consecuencia del impuesto nuevo. El monto se presumiría desde ya en varias decenas de miles de millones de dólares.

Es así como Estados Unidos puede perder en sólo un rubro de la inmensa relación comercial que tiene hoy en día con Canadá y México. Sin duda, escenarios como este, pero en otras indstrias, no serían muy diferentes, pues en la mayoría de ellos, el libre mercado dejaría de existir y las consecuencias monetarias recaerían en los consumidores, contribuyendo al detrimento del comercio entre las tres naciones hoy partes del TLCAN.

 

Latin American Post | Ignacio Trujillo

Copy edited by Carlos Eduardo Gómez Avella

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…