Los glaciares tropicales en la Cordillera de los Andes se están derritiendo

El deshielo de los glaciares, como el nevado de Chacaltaua en Bolivia, es una de las consecuencias más graves del cambio climático

Los glaciares tropicales en la Cordillera de los Andes

En 1995 el nevado de Chacaltaya fue reconocido como la estación de esquí más alta del mundo, con 5.421 metros de altura sobre el nivel del mar. Hoy no es más que un terreno desierto sobre la cordillera de los Andes, pues fue declarado extinto en el año 2000. Hace algunos años esquiadores de todo el mundo visitaban la pista ubicada en Bolivia; turistas y aficionados a este deporte se ponían cita en esta maravilla natural, con la posibilidad de aprovechar la nieve durante 7 o quizás 8 meses al año. Debido al fuerte cambio climático los esquiadores no volvieron, los ríos cercanos a la montaña se fueron secando poco a poco, y las ciudades y pueblos próximos comenzaron a sufrir por la escacés de agua, lo que trajo consigo problemas no solo ambientales sino de salubridad pública.

El 70% de los glaciares tropicales ubicados en la cordillera de los Andes se encuentran en Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia, peroglaciares como el Chacaltaya ya están desapareciendo completamente. Tenemos en nuestros países y regiones una variedad y una riqueza inmensa en cuanto a recursos naturales que tristemente está dejando de existir rápidamente. El glaciar considerado el más extenso de los trópicos llamado Quelccaya en el país vecino Perú, también ha sufrido las consecuencias del cambio climático, su deshielo hoy es 40% más rápido que en 2002. Una estadística aún más preocupante. Colombia no se queda atrás, ha perdido el 63% de sus glaciares en 50 años.

El 20% de los glaciares tropicales en el mundo se encuentra en Bolivia. Según las estadísticas, la reducción de estas maravillas naturales ha sido acelerada. Se espera que al final de siglo estos glaciares se reduzcan considerablemente o se extingan para siempre. La extinción de estos recursos, evidentemente pone en peligro los suministros de agua y energía para miles de personas, lo que limita la calidad de vida de los habitantes y afecta gravemente al medio ambiente; sobre todo, en países como Bolivia, Ecuador y Perú donde muchas personas dependen de estos como fuente principal de agua y energía hidroeléctrica.

El gigante extinto, Chacaltaya, aún conserva su belleza, aunque, cuando paramos por un segundo a admirarlo nos preguntamos cómo era antes de que la nieve dejara de existir. Hoy solo se puede observar un terreno árido. En pleno 2017 y sin nieve, llegan pocos visitantes, su único atractivo es la vista, subir los 5.421 metros y tomar buenas fotografías. Antes existía un teleférico que subía a los esquiadores hasta el pico más alto para después bajar deslizándose. Sin embargo, hoy hay que caminar para observar un paisaje, que, aunque hermoso, está desolado y sin nieve. Ese es el panorama actual de los glaciares del mundo entero, los cuales han perdido el 40% de superficie y algunos como el Chacaltaya hoy solo son rocas. 

 

Latin American Post | Sandra Caicedo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…