Investigadores avanzan en técnicas para detectar el cáncer de ovario

Una técnica no-invasiva, en base a nanotubos, permitiría ayudar a descubrir la enfermedad

detectar el cáncer de ovario

El cáncer, en general, es una de las enfermedades más fulminantes a nivel global; es una de las primeras causas de muerte en el planeta, ya que mata a cerca de 8,2 millones de personas.

En Sudamérica, los nuevos casos llegan al 20,5%, una cifra considerable. Países como Barbados, Uruguay, Cuba y Argentina tienen las cifras más altas después de Estados Unidos y Canadá, quienes lideran este fatídico ranking. Pero el futuro no es alentador: se espera que dentro de dos décadas el aumento de casos suba en un 70% y que una cifra de nuevos pacientes llegue a los 21,4 millones de personas para el 2032.

La luz de esperanza

Uno de los tipos de cáncer que genera especial preocupación a nivel mundial en las mujeres es el cáncer de ovarios. El año pasado, la proyección en Estados Unidos llegó a unas 22.800 mujeres en que el tipo más común de cáncer a los ovarios es el serosos anaplásicos que comienza en las trompas de Falopio.

Aunque, generalmente, las probabilidades de adquirirlas son bajas, la preocupación se concentra en el grupo sub 50 que tiene altas posibilidades. Pero un grupo de científicos están desarrollando una inédita técnica: descubrir con nanotubos de carbono la detección a tiempo de posibles tumores específicos que se alojen en el cuerpo.

Con una técnica no invasiva, los científicos podrían descubrir con ondas cortas la posible aparición de tumores malignos que serían detectados a tiempo para luego ser extirpados.

El experimento

Para probar dicho estudio, se experimentó con roedores quienes imitaron la acumulación esperada en los nanotubos vinculados a los anticuerpos para reconocer las células tumorales. Luego fueron escaneados por investigadores de laboratorio Rice con dispositivos ópticos quienes detectaban bajas emisiones de 100 pictogramas- que se traduce en la magnitud de las ondas- en los nanotubos de carbono.

El investigador Bruce Weisman del laboratorio Rice, pionero en desarrollar e interpretar el fenómeno, señala “deberá ser posible no invadir los pequeños tumores dentro de los roedores para el uso de la investigación médica que está enlazado con los nanotubos en biomakers en los anticuerpos y administrando biomakers de forma intravenosa”. En la investigación realizada con ratas, el investigador señala que los escáneres ópticos permitirán la rápida detección de tumores localizados en el cuerpo en cosa de segundos con el objetivo de promover el método de aplicación en la detección de cáncer en los humanos.

Estos nuevos resultados podrían potenciar que los nanotubos encuentren células tumorales con cerca de 100 células en los ovarios, lo cual fomentaría la detección a tiempo del cáncer. Objetivo que tendría énfasis en países como Argentina que se diagnostican cerca de 6 casos por día y que representa el quinto tipo de cáncer más común entre las mujeres de dicho país. El estudio fue realizado por la Fundación de Ciencias Naturales, fundación Welch, el Instituto Nacional de Salud, entre otras entidades.

 

Latin American Post | Gonzalo Silva

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…