Se anticipa reducción en las tasas de interés colombianas

A pesar de ser un dato especulativo, hay razones para creer que los colombianos pueden esperar cambios en sus finanzas

A pesar de ser un dato especulativo, hay razones para creer que los colombianos pueden esperar cambios en sus finanzas 

Se anticipa reducción en las tasas de interés colombianas

Fedesarrollo, un principal agente de investigación económica en Colombia, llegó a un consenso donde 69.6% de los analistas esperan una reducción de 25 puntos básicos en la tasa de interés oficial del país, que llegaría a 5,5%. Se reporta que 26,8% de los analistas ve la disminución en 50 puntos básicos, que establecería la tasa de intervención nacional en 5.25%

El Banco de la República ha disminuido consistentemente las tasas de interés del país. La última reducción de tasas se realizó en mayo de 2017 y con una reducción en 50 puntos básicos, se posó en el 5.75%

Las tasas de interés de un país representan el costo de adquirir dinero. Es sabido que el Banco de la República imprime los billetes y emite el dinero que circula en Colombia y, mediante política monetaria, establece su cantidad optima de acuerdo a la cantidad de transacciones y a los valores creados al interior de la economía del país. El Banco de la República inserta o saca dinero de la economía; la decisión final es de los bancos descentralizados

Las tasas de interés bajas benefician a los prestamistas y al grueso de la población del país quienes deben pagar menos dinero por pedir prestado dinero; la primera acción para emprender un negocio o realizar una inversión.

Actualmente, Colombia pasa por difíciles momentos en su coyuntura económica. La disminución general en los precios del petróleo afectó el valor del dinero en el país por 40% y es trabajo de la sociedad restablecer la perdida en la economía. Sin embargo, Colombia ha implementado una tasa impositiva sobre productos de la canasta familiar por un 3% que ha disminuido la cantidad de gasto de consumidor en el país. La coyuntura requiere una medida del gobierno para reactivar el consumo y, en consecuencia, la economía nacional.

Teóricamente, cuando un banco central reduce sus tasas de intervención, los bancos no centralizados (Bancolombia y Davivienda son los mayores bancos descentralizados propios de Colombia) deciden tasas actualizadas para crédito de consumo, vivienda, préstamo y pago de dividendos con las nuevas cifras; se espera que los bancos descentralizados reacciones de forma similar a los bancos centrales

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…