UNESCO promueve el reconocimiento del legado árabe en México

El principal objetivo es la preservación del patrimonio cultural árabe.

Con la reunión de académicos, cineastas, novelistas, antropólogos y expertos en distintas disciplinas, la UNESCO celebró este miércoles la Jornada Patrimonio, Solidaridad y Conflicto, en el marco de la Semana Árabe que desde hace siete años organiza el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y que ha servido para la difusión y el análisis de la historia y la cultura árabe, así como para dar testimonio de los importantes lazos comunitarios que se han tejido con y hacia México.

“Lo que buscamos con la Semana Árabe es unirnos a la reflexión constante que ya se realiza en institutos especializados como el CIDE o por académicos especialistas de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Queremos dar credibilidad al diálogo, al diálogo constante entre disciplinas, para leer al Islam dentro de todo lo que significa su pluralidad cultural”, explicó la Directora y Representante de la UNESCO en México, Nuria Sanz.

Así, la Jornada impulsó en México una de las prioridades de la UNESCO a nivel mundial: la necesidad no sólo de salvaguardar y reconstruir el Patrimonio Cultural, sino de seguir impulsando la producción y el reconocimiento oportuno de éste, gracias a un trabajo mancomunado con sus comunidades culturales. La Sra. Sanz explicó el alcance de la Resolución 2199 link del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, describió el papel de UNESCO en las misiones humanitarias, de seguridad y de paz de Naciones Unidas y presentó los trabajos del Observatorio de Patrimonio Cultural de Siria.

En la Jornada que se celebró en la Sala Mario Molina en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en México participaron María Cardeira, de la Universidad Nova de Lisboa; Ángeles Ramírez, de la Universidad Autónoma de Madrid; Nuria Sanz, Directora y Representante de la Oficina de la UNESCO en México, y Camila Pastor de María y Campos, del CIDE. También, Hernán Taboada, académico de la UNAM; Juan Andrés Ordoñez Gómez, Embajador de México en Marruecos; Lidia Camacho, Directora de la Fonoteca Nacional; Maruan Soto Antaki, novelista, y Laila Hotait, cineasta y artista hispanolibanesa.

En la mesas de trabajo se discutió cómo en México la presencia árabe, que data de hace más de un siglo, ha contribuido en ámbitos como la economía, el multilingüismo y el desarrollo científico y tecnológico, ente otros.

Durante la jornada, en la que hubo espacio para intercambio de reflexiones, vivencias, anécdotas y preguntas, también se abordó el tema de cuál ha sido el trabajo de la UNESCO en la defensa, salvaguarda y reestructuración del Patrimonio Cultural de la ciudad de Palmira, en Siria, ocupada durante diez meses por el grupo yihadista Estado Islámico.

“Lo que ha hecho la UNESCO en los últimos años no es vincular el Patrimonio a lo monumental, a lo arqueológico ni a lo construido, sino hacer de éste un ejercicio importante de la implementación de los derechos culturales y, sobre todo, desde esa perspectiva generar otra forma de entender nuestra misión en las zonas en conflicto y post-conflicto”, explicó Nuria Sanz.

UNESCO

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…